Addthis IMFE

Mimosa

Descripción

Acacia saligna

La mimosa es un árbol o arbolillo perenne, de aspecto desgarbado, que puede alcanzar los 10 metros de altura cuando se desarrolla de forma óptima, aunque no suele sobrepasar los 4 m. El tronco de corteza rugosa, estriada, marrón grisácea, a veces algo rojiza, se ramifica a corta altura. Sus ramas carecen de espinas, son curvadas y algo colgantes.

Las hojas están transformadas en filodios: “tallos o peciolos dilatados que cumplen en algunas plantas la función fotosintética”. Son  coriáceos y se disponen de forma alterna. Tienen color verde-azulado, forma linear-lanceolada y un nervio central prominente. En la base de cada filodio hay una glándula nectaria, que secreta un fluido azucarado. Esto atrae hormigas, que a su vez reducen el número de insectos come hojas.

Las inflorescencias, casi esféricas, se disponen en racimos axilares, en grupos de 2-10. Las flores de cinco piezas, amarillas, tienen el cáliz y la corola en forma de campana. Los estambres superan el cáliz y corola. Florece al final del invierno y principios de la primavera. El fruto es una legumbre, con frecuencia algo retorcida y curvada, que se estrecha entre las semillas.

Esta especie es oriunda de los territorios secos y cálidos del oeste de Australia y Tasmania, y fue introducida como planta ornamental en España en el siglo XIX, donde se naturaliza con carácter invasivo en el litoral mediterráneo andaluz y diversos puntos del levante. En la actualidad se encuentra en rápida expansión. Es muy frecuente en taludes, cunetas, ramblas y escombreras.

Es un colonizador por excelencia, crece muy bien en suelo removido, como puede ser los bordes de nuevas carreteras. Sus semillas las distribuyen las hormigas, que las almacenan en sus nidos para comer su almidón. Al mover el suelo se las pone en la superficie y terminan germinando.

Esta planta es utilizada en la recuperación de terrenos erosionados y baldíos, en la estabilización de dunas, así como en la formación de cortinas cortavientos.

El follaje fresco puede ser usado como suplemento alimenticio para la ganadería. Las semillas molidas sirven de alimento para el ganado ovino. También puede aprovecharse su madera, como combustible, y un exudado que se extrae de la corteza dañada para la elaboración de goma.

En jardinería es cultivada como ejemplar aislado, en grupos y sobre todo en alineaciones. Es muy interesante por su abundante floración a finales de invierno, pero hay que tener en cuenta que sus raíces levantan el pavimento y que su madera es muy frágil, por lo que debe descargarse la copa mediante podas en las zonas muy ventosas para evitar que se quiebre.

Galería de imágenes

Clasificación taxonómica

  • Nombre científico: Acacia saligna 
  • Reino:                      Plantae 
  • División:                  Magnoliophyta 
  • Clase:                      Magnoliopsida 
  • Orden:                     Fabales 
  • Familia:                    Fabaceae 
  • Género:                   Acacia