Addthis IMFE

Haz uso responsable de la climatización

Haciendo un uso responsable de la climatización ahorrarás energía.

Evita las corrientes de aire.

Cierra correctamente puertas y ventanas, así se evitan pérdidas en los sistemas de aire condicionado y calefacción y se disminuye el consumo de energía.

Manten los filtros siempre limpios.

La limpieza asidua y periódica de los filtros de los equipos de aire acondicionado asegura que el consumo energético no se dispare. Cuanto peor es el estado de los filtros mayor es el consumo.

Revisa periódicamente las calefacciones.

Asegúrate que los equipos están en perfectas condiciones. Una calefacción en mal estado consume del 30% al 50% más de energía.
No tapes la salida de radiadores o aires acondicionados.
Para un funcionamiento óptimo del equipo de climatización, no se debe tapar la salida de aire con muebles o telas. De esta manera el equipo tendrá que gastar más energía para climatizar la sala.

Utiliza toldos y parasoles.

Toldos y parasoles como protección para disminuir el grado de insolación en verano.

Comprueba los niveles de almacenamiento del combustible.

Si se comprueban los niveles de almacenamiento del combustible necesario para la calefacción se puede evitar la existencia de fugas y la producción de residuos.

Apaga al salir.

En las horas de descanso o comida apaga el equipo de climatización, o por lo menos reduce la temperatura.

Cierra persianas y cortinas por la noche.

En oficinas y salas cierra las persianas y cortinas por la noche para evitar pérdidas de calor por la noche.

Controla el termostato.

Regula la temperatura de la climatización tanto en invierno como en verano.

ELIGE LA TEMPERATURA ÓPTIMA
VERANO 25º INVIERNO 20º

Una diferencia con la temperatura exterior de más de 12º C no es saludable y, además, por cada grado que disminuya o aumente la temperatura el aparato consumirá un 8% más de energía.